Ya estamos en julio y nuestro pensamiento se dirige hacia las vacaciones.

Para asegurar que este verano disfrutas al máximo de tu tiempo libre y recargas las pilas, recuerda cambiar el chip y cuidar de tu cuerpo y tu salud al mismo tiempo.

Los planes llegan con imprevistos y horarios que nos alteran, y el estrés, la ansiedad y el aumento de peso se adueñan de nosotros si no prestamos atención.

Por eso y para prevenir todos estos factores, es genial salir de casa con buenos hábitos en la maleta.

Dormir durante el día y alargar el ocio nocturno aumenta nuestro cansancio y los desequilibrios hormonales. Lo mejoren esta época, controla tus horas de sueño.

Protégete del sol cuando estés al aire libre (protectores solares, gafas y gorra) y evita la exposición en las horas centrales.

¡Muévete mucho! Ahora que tienes más tiempo para ti, continúa practicando deporte dos o tres veces por semana, incorpora el ejercicio como un nuevo hábito en tu día a día y… ¡A lucir bikini!

Evita ropa ceñida y tacones altos para viajar. Mover las piernas con frecuencia te ayudará a prevenir la sensación de piernas cansadas y retención de líquidos en el trayecto.

Pásalo bien comiendo sano 🙂 ya sea cocinando tu propio menú, en el apartamento o en tu terraza favorita a orillas del mar, es posible comer rico si organizas tu nevera y eliges bien fuera de casa.

Incorpora en tu lista de la compra zumos naturales, ensaladas, verduras y sáltate la comida poco saludable para calmar el hambre cuando vuelves de la piscina.

Por supuesto, bebe mucha agua y procura que los refrescos y el alcohol sean bebidas ocasionales.

Ahora y con las herramientas necesarias en tu bolsillo,

¡ICSA te deseamos un genial y equilibrado descanso!

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies