Empecemos por mencionar tres fases clave de cualquier proyecto:

  • Planificación
  • Desarrollo
  • Evaluación

¿Por qué es beneficiosa esta división?

Nos ayuda a definir unos objetivos y llevarlos a cabo de la manera más satisfactoria para la empresa. Es decir, durante la planificación nos marcamos las metas que deseamos alcanzar y el tiempo y herramientas que utilizaremos para llevarlo a cabo.

Durante el desarrollo veremos que se puede realizar de manera transversal y paralela a otras fases o, por el contrario, deberemos esperar a que una fase finalice antes de comenzar la siguiente.

Por último, en la evaluación conseguimos el análisis de todas las acciones y medios empleados y su efectividad, de manera que estamos a tiempo de incluir variaciones o seguir con el plan original según nos resulte conveniente.

ICSA podemos ayudarte a emprender nuevos proyectos profesionales y acompañarte durante su desarrollo a lo largo del proceso.

Conoce algunos casos de éxito en los siguientes enlaces:

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies