Hasta hace muy poco, conocer nuestra predisposición genética a padecer determinadas enfermedades como obesidad o cardiopatías, conocer los genes asociados a determinados tipos de cáncer, descubrir el sexo de nuestro bebé a las pocas semanas de gestación e incluso saber si puede ser portador de alguna enfermedad hereditaria eran servicios casi inimaginables para la mayoría de las personas.

Desde hace menos de 5 años estas características se pueden conocer a través de pruebas realizadas por un número creciente de laboratorios y son cada vez más estandarizadas, o lo que es lo mismo, con una mayor accesibilidad para los pacientes.

Las pruebas de genética y patología molecular son técnicas complejas y minuciosas, que requieren estrictos controles desde la toma de la muestra hasta el informe genético y donde intervienen profesionales interdisciplinares.

Junto con esta expansión de los laboratorios de técnicas moleculares se ha incrementado paralelamente la implantación y acreditación de sistemas de gestión de calidad según la norma ISO 15189.

ICSA ha caminado de la mano junto con estos laboratorios en la implantación y auditoría de ISO 15189.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies