La entrada de la primavera el día 20 marzo nos produce alegría e influye positivamente en nuestro estado de ánimo, así lo dice la jefa de Psicología del Hospital Quirón Cristina Green.

¿Por qué ocurre este cambio?

El aumento de luminosidad y temperatura, por ejemplo, altera nuestras hormonas y neurotransmisores.

La melatonina, que se modula por la cantidad de luz que recibimos, controla otras hormonas que juegan un papel ante el estrés, el metabolismo, la función renal, etc.

Así pues, la fisiología se ve influida por el papel de la serotonina, la oxitocina, la dopamina y otras hormonas que entran en juego en esta época. Abrimos nuestra disposición a la comunicación, al amor, incrementamos nuestra actividad diaria y energía y pasamos más tiempo fuera de casa.

No obstante, las modificaciones en los niveles hormonales y la readaptación del organismo a los mismos puede provocar tanto un bienestar emocional como un estado de apatía y un efecto rebote ante el exceso de energía, generando cansancio e incapacidad de concentración conocido como astenia primaveral.

Dormir una media de siete horas diarias, una dieta sana y equilibrada, estar bien hidratado y realizar ejercicio físico regular son algunos consejos que nos ayudarán a disfrutar de las cosas agradables que suceden en este período.

¡Te deseamos una sonrisa para el cambio de estación!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies