La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) ha otorgado a Valencia el honor de ser la propietaria en 2017 del título mundial de “Capital de la alimentación”.

Las claves de haber sido elegida como tal: sus huertas, sus mercados municipales y su riqueza gastronómica llena de productos típicos de la tierra que forman parte de la famosa dieta mediterránea.

Con todo ello, están previstas multitud de actividades en la ciudad valenciana mientras se ocupa de recibir y atender a alcaldes de todo el mundo a los que acercar la cultura de la terreta.

 

Un compromiso social llevado más allá de la iniciativa coordinada por la FAO.

El crecimiento es compatible con los pequeños y los grandes e ICSA apoya la sostenibilidad y el desarrollo de nuevos y mejores sistemas que aseguren la calidad y la biodiversidad.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies